Remedios para el dolor de oido - Audispray

Los 5 hábitos de higiene del bebé

baby eye

OJOS

Limpie los ojos de su bebé con un algodoncillo o una compresa estéril empapada en un producto adecuado.

Limpie desde el interior hacia el exterior para desplazar las impurezas hacia el exterior del ojo.

No olvide cambiar de compresa o algodón para limpiar el otro ojo.

baby skin

PIEL

Seque bien a su bebé después del baño.

dando golpecitos suaves con un paño. Preste especial atención a los pliegues de su cuello y muslos para evitar que se produzca enrojecimiento en los pliegues.

baby skin

NARIZ

Enrolle un algodón empapado en un producto adecuado y limpie delicadamente.

Cambie el algodón cuando cambie de fosa nasal y asegúrese de retirar bien la mucosidad.

baby skin

DIENTES

Los primeros dientes salen hacia los 6 meses de edad. Se trata de dientes de leche, que tienen un esmalte más frágil que los dientes definitivos. Por ello, es importante limpiarlos diariamente con un cepillo de dientes de cerdas suaves.

baby skin

OÍDOS

Para limpiar el interior del oído, utilice una monodosis de un producto adaptado como AUDIBABY una vez a la semana para eliminar las secreciones y las impurezas del oído.

Para limpiar el exterior de la oreja, pase una compresa húmeda por el pabellón exterior y por el borde de la oreja.

Información adicional

View more

¿Por qué hay que limpiar los oídos del bebé?

Porque los oídos son uno de los 5 órganos de los sentidos que su hijo necesita cada día para su desarrollo y para el aprendizaje durante sus primeros años de vida.
Dado que el conducto auditivo de los bebés es más pequeño que el de los adultos, el riesgo de acumulación y obstrucción es mucho mayor.

¿Cómo hacerlo?

Para limpiar el interior del oído, utilice un producto adaptado como AUDIBABY, una monodosis una vez por semana para eliminar las secreciones y las impurezas del oído.
Para limpiar el exterior de la oreja pase una compresa húmeda sobre el pabellón exterior y sobre el borde de la oreja.

¡Cosas a evitar!

Utilizar un bastoncillo de algodón, incluso los que están indicados para bebés, ya que, al introducirlo, puede dañar la piel del conducto auditivo.
Limpie todos los días el interior de los oídos de su bebé.